La traducción jurada en los países anglosajones

Como ya hemos explicado en nuestro blog, los traductores jurados en España están oficialmente autorizados por la Oficina de Lenguas de Asuntos Exteriores. Esta autorización le otorga la capacidad de traducir, sellar y jurar documentos oficiales. Para desempeñar esta tarea como fedatario público para traducciones, un traductor jurado debe tener un amplio conocimiento de la temática y terminología jurídica y económica, además de un extenso conocimiento lingüístico. Solo de este modo se puede garantizar una traducción fiel y preciso del documento original.

Las traducciones juradas en los países de habla inglesa suelen regirse por un marco jurídico distinto: la llamada Common Law.

Esta Common Law o sistema de derecho consuetudinario está basado precedentes judiciales y en decisiones tomadas por tribunales o jurisprudencia, en lugar de basarse principalmente en leyes escritas y códigos legislativos. Es por tanto un sistema más flexible y en el que cabe la interpretación. Este sistema se originó en Inglaterra durante la Edad Media y se ha desarrollado a lo largo de los siglos, convirtiéndose en la base del sistema legal de muchos países anglosajones, incluidos Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Países como los mencionados no tienen un sistema de traducción oficial. En estos casos, los requisitos dependen de la autoridad específica. Normalmente, el documento debe incluir una declaración del traductor certificando que es una traducción fiel y exacta del original, incluyendo el nombre y los datos de contacto del traductor.

Por otro lado, en los países que se rigen por el Derecho Civil (con origen en el Derecho Romano, utilizado en países como Francia, España, Italia y Alemania, donde el derecho se basa en códigos y leyes escritas). En estos países, a los traductores jurados los nombra y acredita la Administración u organismos competentes, tanto de ámbito estatal como regional.

Y esto, ¿qué quiere decir?

Esto significa que si quiere solicitar un visado para Estados Unidos desde, por ejemplo, un país asiático, no necesitará los servicios de un traductor jurado para traducir sus documentos del idioma de origen al inglés, ya que la figura del traductor jurado en sí, no existe. Pero sí necesitará que un traductor profesional certifique sus documentos y, si es necesario, los certifique ante notario.

En cambio, si desea solicitar un visado para España, en este país exigirán que un traductor jurado traduzca todos los documentos requeridos al español. Ocurrirá lo mismo con las traducciones oficiales al italiano, alemán, francés o portugués, ya que estos países también se rigen por el derecho civil.

¿Cuál es el procedimiento de la traducción jurada?

El traductor jurado solicita o bien los documentos originales o bien una copia escaneada en color de los documentos que necesitan traducción jurada. La traducción debe incluir la firma y el sello personal del traductor, así como su número de licencia. Se puede utilizar papel normal sin marcar o papel timbrado. Las traducciones no requieren legalización adicional, ya que las realiza un traductor jurado autorizado. Esto significada que la traducción jurada no tiene que notarizarse después, ya que el traductor jurado actúa como un notario para traducciones.

En el caso ya mencionado aquí de países que se rigen por el derecho consuetidinario o Common Law, en los que normalmente no existe como tal la figura del traductor jurado, lo habitual es que la traducción la realice un traductor y posteriormente la legalice un notario.

La figura del Traductor Jurado en España

La figura del Traductor Jurado en España En España existe la figura del traductor e intérprete jurado. Este título lo otorga el Ministerio español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAEC). Este es el organismo que expide este tipo de certificaciones o autorizaciones. Asimismo, dado que en España hay varias lenguas oficiales además del castellano, también hay otros organismos, … Leer más

Estudiar y trabajar en Reino Unido, y el Brexit

Estudiar y trabajar en Reino Unido, y el Brexit El Brexit marcó la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Estudiar en territorio británico (Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte) se ha complicado desde entonces. Si quieres enviar a tu hijo a estudiar un trimestre o un año escolar a Reino Unido ya no tendrás acceso a los … Leer más

es_ES